Día internacional del Trabajo

Hoy es el Día internacional del Trabajo. Resulta asombroso en los tiempos que corren pensar que, durante muchos años, se ha celebrado este día con toda normalidad, dando por sentada la existencia del trabajo como algo que está ahí siempre de forma natural. Y sin embargo es irónico que queramos hablar de “celebración” del Día del Trabajo con el panorama actual.

Es un día con un regusto agridulce, un día en el que no sabemos si alegrarnos, enfadarnos o resignarnos. Porque mientras vemos como países de nuestro entorno, como Alemania, consiguen prácticamente el pleno empleo, nosotros nos encontramos con el drama de tener cinco millones de parados. Perdón: casi cinco millones. Pero, ¿debe ser ese casi motivo de alivio? ¿Son esas cien mil personas que aún están empleadas motivo para obviar a los otros cuatro millones novecientas mil?

Poco importa ya de quién sea la culpa, estamos hartos de que Gobierno y oposición se señalen mutuamente como responsables del desastre: eso no va a cambiar nada. Puede que se consuelen pensando “fueron los otros, fueron los otros”, pero mientras tanto hay gente que piensa “¿Y qué hago yo mañana?”.

Basta ya de discusiones inútiles. Precisamente para que el próximo día del trabajo tengamos algo que celebrar todos juntos, dejémonos del “nosotros” y del “vosotros” y démonos cuenta de que estamos todos en el mismo barco, de que tenemos que coger el toro por los cuernos y centremos todos nuestros esfuerzos en pensar de qué forma solucionamos el drama que viven millones de familias. Ese debe ser el cometido más importante de cualquier Gobierno de este país, de los unos y de los otros; de todos, en resumen.

Desde UPyD queremos acabar con la ruptura del mercado interno a manos de las Comunidades Autónomas. Queremos solucionar el problema de la economía sumergida y que se lleve a cabo de una vez por todas la despolitización de las Cajas de Ahorros como venimos pidiendo reiteradamente desde hace años. A partir del 22 de mayo lo haremos desde las instituciones.

Proponemos un contrato único progresivo, que suponga que la seguridad laboral del trabajador en la empresa aumente con los años trabajados en ella.

Termino con una nota curiosa: en este año en el que tantos trabajadores han perdido su puesto de trabajo, se ha aumentado el número de funcionarios públicos en doscientos cincuenta mil. ¿Por qué razón?

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Día internacional del Trabajo

  1. Ginebra dijo:

    Me recuerda tu artículo al magnifico libro “¿Quien se ha llevado mi queso?”. Buscar el queso en el mismo lugar con las mismas zapatillas de correr, cuando el queso ya no está en ese lugar es arbsurdo. Hay que tener siempre unas zapatillas nuevas de correr y saber que hayq que buscar el queso nuevo en otro sitio. Las señales estaban ahí, cada vez el queso se hacia más pequeño, pero seguiamos yendo al mismo sitio, sin ser conscientes de las señales del cambio. Creo que una nueva actitud, así como un nuevo horizonte puede ayudar a encontrar un nuevo queso. Ojalá dentro de poco la mayoria tenga un nuevo trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s