Gallardón, diputado concejal

Hace a penas unos instantes se confirmaba lo que muchos sospechaban como un secreto a voces: Alberto Ruíz-Gallardón irá en las listas del Partido Popular por Madrid en las próximas elecciones generales. Eso le garantiza completamente un escaño en el Congreso de los Diputados.

No sabemos qué ocurrirá. No tendría por qué dejar la alcaldía: al fin y al cabo, ser concejal y diputado nacional es perfectamente compatible y está permitido según el reglamento de la cámara (a pesar de que desde UPyD pedimos que no se puedan acumular cargos políticos). Pero todo nos hace pensar que no se tratará de un mero diputado más, sino que posiblemente ocupará algún ministerio.

Si en efecto Alberto Ruíz-Gallardón abandona la alcaldía (y debemos resaltar con énfasis la partícula condicional del principio de la frase) nuestra postura será completamente crítica. En primer lugar, porque nos parecerá una falta de respeto hacia todos los ciudadanos que al fin y al cabo le votaron a él, y no a quien hipotéticamente le fuera a sustituir si abandona el consistorio. Se estaría rompiendo la legitimidad democrática al privar a la gente del derecho a que les gobierne la persona que han elegido.

De abandonar la alcaldía, no se estaría respetando la voluntad democrática de los ciudadanos, que tienen el derecho de elegir a la persona que quieren que les gobierne y no a una mera hipótesis de alcalde en un futuro.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s